viernes, 12 de diciembre de 2014

Estoy ahogada

Me gusta escribir cuando estoy triste.
Me encanta escribir cuando estoy triste por que es la manera por la que dejo ir el dolor, dejo ir la descepción.
Escribir es el método que empleo para que mi sonrisa se regenere.
Escribir me ayuda a limpiar heridas, raspones, casi todo.
Me gusta escribir cuando estoy triste porque es el modo mediante el cual descargo todas esas sensaciones contenidas, escribir me ayuda a mitigar lo que hace que me ahogue, escribir me ayuda a superar poco a poco casi cualquier cosa.

No se cuánto falta. Pero pronto pasará.
Pausa, pausa y seguimos en sintonía.

Cómo dijo Cerati: ¿Qué otra cosa puedo hacer?, Ahora sé lo que es perder.

La vida está hecha de crímenes sin resolver.

La cuestión es buscar un método para resolverlos.

Escribir es el mio...

Au Revoir

jueves, 4 de diciembre de 2014

Doramas: Las asaltacunas

Antes que nada, mil disculpas, me he mantenido alejada por falta de tiempoy quizás inspiración, pero vamos, por supuesto que esto seguirá aún si son dos o tros los que lleguen a leer estas humildes líneas.

Bien, eso era todo.

DORAMAS: Las asaltacunas

Sigo prendada de los doramas, se han convertido en un vicio y un pasatiempo que me ayuda a desestresarme, si quieres saber más sobre el tema, te recomiendo leer un post que hice hace tiempo, clic aquí
El punto es que he notado algo interesante en los últimos tres (ó 4) que he visto: la protagonista es mayor que el galán en cuestión. No malinterpreten, no se trata de prejuicio, se trata de algo que en lo personal me parece curioso, tomando en cuenta que en Corea son más concervadores que en otros paises y también tomando en cuenta lo acostumbrados que estamos al estilo de la telenovela en Latinoamérica.
Por lo general, si bien existen telenovelas en las que la protagonista es mayor que su pareja en la historia, no son tantas con en Corea. 

Para muestra basta un botón, tenemos a la reina de las asaltacunas: Kim Sun Ah

Aunque, ¿aquién le importa la edad?, ¡la mujer es guapísima!

My name is Kim Sam Soon:


Esta es la historia de una treintañera regordeta que se dedica a la pastelería, al final se enamora del típico chaebol, algo como un guapo y millonario heredero de un conglomerado que resulta ser arrogante y grosero pero que se enamora de ella también.
De regordeta yo no le encuentro mucho, aunque en comparación a las actrices coreanas que por lo regular son muy menuditas, estaba algo pasada de peso.


Por supuesto, el galán en cuestión es 4 años menor que ella en la historia (en la vida real también).


Opinión: 
La historia es maravillosa, me hubiese gustado ver mas episodios o unba segunda parte porque realmente las actuaciones y los argumentos son geniales. El aspecto me me ha gustado más es el hecho de que no hicieron que el personaje cambiara su estilo de vestir o bajara de peso, al final el galán se queda con ella por que la ama tal cual es, este valor deberían anexarlo en las producciones latinas. Es por mucho uno de mis cinco doramas favoritos.

I do, Ido: 



Una mujer de 38 años, no sea ha casado pero tiene una carrera exitosa como diseñadora de calzado, tiene buena posición económica y es bastante arrogante. Él es un ingenuo muchacho de 20 años que vive con su padre, no tiene dinero y no sabe que hacer con su vida. Un día se conocen, se emborrachan y pasan la noche juntos, ella toma esa noche como un error y planea olvidarlo, él se enamora de ella ya que fue su primera vez. El destino se encargará de mantenerlos unidos aunque se resistan.


Aquí la diferencia de edad es bastante amplia y un tanto notoria, Lee Jang Woo, el actor elegido es joven y tiene una expresión de inocencia en el rostro que lo hace ver mas tierno.


  Opinión:
Amo este dorama. La historia es igual de buena y diferente que la anterior. Me agradó que toca el tema de ser madre soltera y mujer moderna de negocios a la vez.

Otros que no protagoniza Kim Sun Ah

Flower boy ramyun shop:

Protagonizado por Lee Chung Ah junto a Jung Il Woo y Lee Ki Woo. 
Narra la historia de Eun Bi, una torpe aspirante a profesora de 25 años que conocerá al guapo heredero Cha Chi Soo a quién tratará de conquistar por error pensando que es mayor que ella, pronto se dará cuenta de que él es menor que ella y que irán juntos a la escuela: él como alumno y ella como maestra. Cha Chi Soo es arrogante, ingenuo y a veces egoísta. Para completar el triángulo amoroso aparece Choi Kang Hyuk, un alto, guapo y amable hombre que está enamorado de Eun Bi. 


Opinión: 
La diferencia de edad ni se nota, aunque según la historia así debe de ser, no me quejo. La protagonista a veces es muy tonta y me desespera, ¿quién pierde la oportunidad estando en su lugar cuando tipos guapísimos andan tras sus huesos?, vamos, ¿es en serio? Igual, una asaltacunas sin remedio, 25 años y con un muchachito de 17-18 años, aunque no le gana al dorama anterior. 
En cuanto a la historia, muy tierna, fresca, más comedia que drama, ideal para ver un dominguito por la tarde.

Recomiendo verlos en el sitio http://www.viki.com/ aquí puedes encontrar doramas de todos los países incluso telenovelas latinas, todo subtitulado en el idioma que desees. Todavía faltan algunas series, pero diariamente suben contenido nuevo y la calidad de video es excelente.

Faltaron algunos otros que aún no termino de ver, por el momento recomiendo estos. Mi obsesión por Corea del Sur va en aumento... sí, amo a los coreanos y sus festivales raros :3

Au Revoir!!

lunes, 4 de agosto de 2014

Indispensable

No se si me he vuelto fría o algo dentro se ha removido, el punto es que tengo esa sensación de ser poco indispensable.

Antes de que lleguen pensamientos erróneos a sus mentes, mis estimados lectores imaginarios, no se trata de depresión o algo por el estilo, ni amargura, de hecho estoy muy contenta en este momento y las razones de la felicidad las revelaré a su debido tiempo.

El punto es, que con amistades he llegado a la conclusión de no ser indispensable, si estoy presente esta bien y sino también, no soy necesaria en ningún lugar, cada quién tiene otros amigos. Últimamente he faltado a momentos por así decirlo ''importantes'' entre amistades, ya sean cumpleaños o despedidas, pero es que no se, simplemente falto por... digo, bueno, no pasa nada, igual otros van a ir y así me la he llevado. Mi teoría se ha reafirmado al notar que las veces que me han buscado desde mi aislamiento del mundo y las redes sociales han sido para pedir favores o preguntar algo.

No es queja, es solo la prueba de mi teoría. Lejos de sentir tristeza, siento... paz jajaja
Me agrada notar cada detalle, uno mismo puede descubrir la verdadera naturaleza de las personas siempre y cuando preste un poco de atención a los pormenores. Le he perdido el interés a las relaciones sociales o mejor dicho, a las nuevas amistades. Me da igual, he descubierto que me siento más cómoda cuando estoy sola porque hago todo a mi manera, tal y como a mi me gusta sin tolerar la opinión o el apuro de otros.

Puede ser que a la que ya no le parezcan indispensables las amistades sea a mi... por eso tal vez es porque me estoy volviendo fría. Ya no me importan las opiniones, estoy dejando que mi ego salga a flote, estoy volviendo a ser la yo de cuando tenía 15: voluntariosa, arrogante, desinteresada y obsesionada con la moda.

Aunque, voy a poner los pies en la tierra y haré a un lado la arrogancia latente.
Ok, todo esto no quiere decir que viva encerrada, no señor, yo ya no aguanto estar un solo día sin salir.

Por lo pronto...

No puedo sacarme esta canción de la mente:



Bop bop baby please, don´t let me go
Al menos ellos no pretendían ser rockstar como la Avril...

Y...

No se porque pero amo a esta mujer.
Quiero ese cabello... y también un David!!
If you wanna be my lover 
you gotta get with my friends 
make it last forever, 
friendship never ends ♪♫

Au revoir ♥

sábado, 21 de junio de 2014

El raro


Hace ya unos años, en mis 18 primaveras, trabajé (los lectores de antaño habrán de recordar) en una tienda de calzado deportivo como vendedora. Donde aprendí el arte de vender utilizando un buen argumento. 
Pero no haré hincapié en las ventas, sino en alguien, en : el raro...

El raro es un chico de mi vecindario, muy, muy realmente raro. Es muy alto, casi dos metros y muy delgado con espalda encorvada sin olvidar su cabello sesentero. El físico no es del todo importante cuando de una buena actitud se trata, digo ¿cuántos no hemos salido/conocido a gente físicamente atractiva que pierde todo encanto al descubrir una personalidad acartonada o detestable?

Pues el raro...

El raro intimida, intimida porque cuando habla todo aquello que sale de su boca no tiene sentido alguno.

Lo descubrí cuando por casualidad él estaba charlando con un amigo al que por aquel entonces yo frecuentaba casi al diario (trabajaba en la papelería de atrás de mi casa). Mi amigo y yo hacíamos comparaciones musicales algo estúpidas como "¿qué hay en común entre Chalino Sánchez y David Bisbal?", mientras nosotros bromeabamos, el raro permanecía en silencio. 

Luego comenzamos a hablar sobre planes, mi amigo nos contó que iba a entrar al ejército y yo que moría de ganas de entrar a UABC, llegó el turno de el raro y dijo "que weba jaja, no yo no, me salí de la prepa porque quiero andar de party, además mis papás me siguen dando dinero, no ocupo estudiar ahora". Imaginen, cinco minutos hablando con él y solo sabía decir cuantas cervezas había bebido y argumentar la gran flojera que estudiar le provocaba. Y se sabe que muchos no tienen la oportunidad de continuar sus estudios, pero trabajan y salen adelante, para el raro el trabajo no era una opción.

Es curioso, porque sus hermanos trabajan y estudian, él permanece siendo un nini.

Sin embargo, aquí viene lo interesante: un buen día, era mi hora de descanso, entonces mi estómago exigió comprar una torta de la Torta Plaza (la de plaza Carrousel), que ni estaba tan buena y luego fui a la michoacana (una paletería y nevería) a comprar un agua de horchata que por cierto me causo nauseas debido a mi intolerancia a la lactosa. Estaba todo bien, yo comiento en una mesa para mi sola cuando...

-Hey, ¿qué onda?- dijo aquella voz terroríficamente conocida.

-Que onda- respondí sin mucho entusiasmo.

-¿Y qué haces?
"Volando, por supuesto", pensé.

-Pués es mi hora de comida.

-¿Neta, trabajas?, ¿dónde?

-Ahí... - señalando la tienda de enfrente. Gran error...

-Orale...

-¿Y tú qué andas haciendo por aquí?

-Vine a comprar unos tenis, quiero unos puma que acaban de salir, estos ya están pasados de moda. Los voy a colgar en un cable de luz, se van a ver bien perros.

Dí un vistazo a sus bonitos vans casi nuevos y sentí rabia.

-Que bien...

-¿Y hasta qué hora sales?

-Depende, a veces a las 8:30 y otras a las 9:00, si llegan muchos clientes.

-Que weba, no se como puedes trabajar jajaja

-Ya me voy, me toca entrar, luego nos vemos.

Por fortuna la conversación terminó.

Al día siguiente, yo me disponía a ir a casa y al salir... ahí estaba el raro.

Una semana entera, se acercaba la hora de salida y el raro estaba esperándome. Mi madre se burlaba al contarle lo sucedido y cada que yo llegaba a casa ella me recibía preguntándome "¿y que dice mi yerno?".

Afortunadamente pronto me cambiaron de sucursal y terminó la pesadilla por un tiempo. Mis compañeras de trabajo hacían bromas al respecto, era horrible...

Dos años después, yo había logrado entrar a UABC, mi gran sueño hecho realidad y mi vida ya nada tenía que ver con el calzado deportivo.

Pero el raro apareció en el festejo del día del estudiante, y no crean que estaba en UABC, no, él sigue siendo nini. Yo iba con mis amigos y me lo topé de frente, lo saludé, cruzamos palabras y mis amigos no perdieron tiempo para comenzar a echarme carrilla.

Mi amigo llegó a contarme que al parecer yo le gustaba...

De terror...

¡Soy un imán para tipos altos y raros!

sábado, 7 de junio de 2014

No quiero estar encerrada

Aún me acuerdo, y si revisan las publicaciones anteriores de este humilde blog, podrán notar como ha cambiado tanto mi estilo de escritura cómo de vida.


Viví durante un tiempo encerrada en mi mundo, feliz en esa zona de confort, cada día rodeada de los mismos rostros y situaciones, ajena a cualquier cosa que le pasara a esos conocidos que seguían siendo a la vez desconocidos. Me rehusaba a involucrarme en ese mundo que muy en el fondo me causaba pánico. 

Hace ya poco más de un año que me alejé de la comodidad saltando cual si fuera conejito en la pradera. 

Me siento feliz y ahora lo que me aterra. es la idea de estar encerrada, de volver a esa vida tan, tan aburrida, tan cómoda y predecible, suena tonto pero también pienso en que nadie tiene la vida asegurada y podría morir justo después de escribir estas líneas de una manera tan tonta como caer en las escaleras de mi propia casa y les juro que al menos estaría contenta por las experiencias interesantes obtenidas a lo largo de este año. 

Contrario a lo que sería nunca haberme animado a salir de ese cascarón.
Por si se tenían dudas... soy muy feliz en este momento :)

Por cierto, tengo cientos de anédotas nuevas para compartir :3

miércoles, 21 de mayo de 2014

No eres tú, soy yo

Las redes sociales son una herramienta que en lo personal me ha resultado de gran utilidad para enterarme de eventos, tareas escolares y por supuesto mantenerme en contacto con amigos.
Sin embargo soy partidaria de mantener intacta la linea que divide una "vida social común" (y me refiero al tipo de publicar un paseo con amigos, imágenes de humor o un vídeo musical( y el hecho ya de ventilar lo que sientes, la intimidad. Claro, eso no quiere decir que sea una persona muy discreta, al contrario, yo soy un libro abierto, pero en lo que a a una comunicación cara a cara se refiere, porque en lo virtual prefiero estar el margen y  publicar memes.

Por ello creo que, tomando en cuenta el sobre valor de lo virtual, es mejor esperar para dar noticias de la vida de uno o ponerte en una relación.
Y así paso, les cuento a ustedes mis fieles y amados adeptos, soy una lengua suelta con dos cantidades de alcohol, no nací para los sabadrinks, y este pasado fin de semana perdí la cuenta y una cosa llevo a la otra, y no pregunten, pero es mala idea un borracho con teléfono celular. Entonces hable con gente, y esa gente malinterpretó o tomó demasiado en serio las palabras de un ser en ebriedad, y me embarcó en una relación por las redes sociales que por fortuna solo duró seis horas antes de que yo lo notara y pidiera la quitase. Ni tanta fortuna, porque medio mundo supo y con ese medio mundo fue suficiente para hacer enterar a la otra mitad, ¡vaya embrollo en el que me he metido por beber y tener un celular con crédito a la mano!

Me siento... no se como sentirme, mi familia dice que al carajo y que solo hable claro, también estoy sentenciada en casa y me veo obligada a ganarme la confianza again.
Mis amigos dicen casi lo mismo que mi familia y yo... yo utilicé casi casi el "no eres tú, soy yo". No quiero lastimar a nadie pero si sigue esto se convertirá en una bola de nieve imparable y no tengo tiempo para preocuparme por este tipo de enredos.

Y les cuento esto porque hace mucho no daba señales de vida, ya extrañaba desahogar mis traumas existenciales y porque ya merito es el mundial!!, no, el mundial... prometo no enfrascarme en el tema como hace 4 años. Lo que si es que hay mucho por contar.

Por cierto: No quiero ni pienso tener un novio por un buen tiempo, soy demasiado romántica  y si he esperado tanto para tener otro novio, podré esperar, si algo va a pasar es  porque así es el destino...


jueves, 20 de febrero de 2014

Los colores de mi todo

A veces el blanco se torna en mi mundo y llego a la luna que me inspiró a volver a adorar. Luego el café, ese me dio calma cuando el violeta me dió desconfianza. El verde esperanza, ánimo entusiasta pero el azul, ese color de la desilución, ese color que me recuerda porque la soledad siempre es mejor para suprimir el rojo del dolor que prefiero omitir. Y por lo pronto sigo esperando el cálido naranja que me inspire a confiar y me incite a ser capaz de amar y soñar.

"Quisiera que como a cualquiera, algo me sorprendiera..."


P.d.: ya merito me idiotizo con el mundial, no os preocupeis...