Ir al contenido principal

Entradas

Mi ex, el delicadito

Allá por el año 2013 fue que conocí a un personaje peculiar. Sin hacer larga esta absurda historia,  luego de unas salidas me pidió que fuera su novia, acepté... Ahí comenzó una de las relaciones más incómodas, raras, pésimas que he tenido.
La primera vez que llegó con una ramo de rosas fue para dármelas delante de un grupo de personas y de esa manera todos vieran lo lindo que era conmigo.
Respetuoso al punto de nunca besarnos solo con el típico ''beso de piquito'' y eso solo en despedidas y saludos, jamás intentó tocarme aún cuando pasábamos tiempo a solas en su casa. 
Desde el principio intentó cambiar mi forma de ser, no quería que saliera a divertirme, a veces le molestaba porque ''tomaba mucho'', claro, era bueno para mí y acepté, pues no vi nada de malo que se preocupara por mi, luego comenzó con mis gustos '¿por qué escuchas esa música tan vulgar?, una mujer debe verse pura sin mostrarse tanto'. Luego se resignó a que yo en verdad necesi…

Inseguridad en Tijuana: Vivir con miedo

Recuerdo aquél 2008 cuando estaba la llamada guerra contra el narco que el gobierno en turno llevó a cabo. Uno no podía salir en calma porque a la vuelta de la esquina había una balacera, las ráfagas de balas a veces daban contra inocentes, murieron tantos. Sin embargo en aquél tiempo estando en casa podías estar a salvo, quizás solo saliendo de día.
Por ese tiempo yo estaba en la prepa, como adolescente tenía amigas y entre todo, me acuerdo de que una chica a la que yo le hablaba de otro grupo desapareció, era una chica de lo más común, por así de decirlo: bajita, morena, un poco rellenita, como miles de adolescentes mexicanas. Pegaron carteles en todas partes, no había facebook y si lo había, casi nadie lo usaba, el myspace y el windows live messenger eran los medios más utilizados y aún así, no era tan común tener internet en casa.
Después de unos meses, la chica apareció, pero no en Tijuana, estaba lejos, por Oaxaca o Chiapas. Yo la ví y físicamente no había nada raro, pero su ac…

Sospecho

Sospecho que te amo, que te quiero y que perdí el juego. Sospecho que el mundo brilla más, sospecho que tus ojos se han vuelto mi alegría. Sospecho que te pienso a cada instante y que me muero sin verte. Sospecho que perdí. Sospecho que estoy enredada en sentimientos que hace poco detesté y admito, muy a mi pesar, admito que soy muy feliz cuando tu estás. Sospecho que estoy loca, que volví a caer, pero hoy será distinto. Porque sospecho que vale la pena sentir esto por ti. Sospecho que ya no intentaré huir. Sospecho que estoy atrapada y en el fondo yo no quiero escapar. Sospecho que te quiero para mi. Sospecho que si te acercas estaré tan nerviosa que diré una tontería, que si me miras evitaré tus ojos y huiré de ti.  Sospecho que viviré soñando con tus gestos, soñando contigo, en silencio junto a ti. Sospecho que me perderé en la fantasía de estar a tu lado. Sospecho que solo dormiré cuando estés aquí. Sospecho que prefiero discutir contigo a entregarme a alguien más. Sospecho que aú…