jueves, 29 de septiembre de 2016

Y como dijo el Juanga: No tengo dinero, ni nada que dar

La rachita sigue, aún busco un trabajo que se asemeje a lo que estudié o por lo menos tenga algo que ver con mi experiencia, hasta el momento las entrevistas realizadas son del tipo ''Cumples con el perfil que buscamos, nos interesa tenerte en el equipo pero tenemos otras entrevistas, te llamaremos si resultas elegida para el puesto'', y así, creo que mejor me voy de cajera al calimax (esperen, ahí ya me dijeron que gracias, ellos me llaman) o a una maquila, es que de plano todo lo veo en ceros. No puedo ni salir a seguir buscando porque al no tener un trabajo, obvio no tengo dinero para pasajes e impresiones de mi cv o solicitudes de empleo; aunque todos los días envío mi cv por mail a distintas empresas, a ver si tengo suerte. Apenas me llamaron, una entrevista telefónica, pero necesitaban que la persona para el puesto tuviera auto y licencia, pues no tengo ni carro y mucho menos licencia, así que valió, en otra, ocupaban que tuviera tres años de experiencia, cuando en el anuncio decía que no era necesaria.

Pese a todo, como no salgo, pues trato de avanzar en mis proyectos, como mi propia web de notas y artículos, el canal de youtube (que ya soy partner) o sacar fotos por dinero. No voy a mentir, me siento un poco mal, es que a veces creo que no estoy dando el 100%, quiero hacer tantas cosas pero sin dinero parece que el mundo se cierra.

Realmente quiero echar a andar mis proyectos y no me molesta pasarme horas frente al ordenador editando e investigando, horas sin salir o sin tener algo de vida social (que sin dinero poco se puede hacer), me siento tan bien cuando veo que la web ya está formada, estoy feliz y me siento completa, sé que será difícil pero puedo amarrarme el cinturón y no salir, vale la pena hacer el sacrificio. Por mi parte así está la cosa, el problema es que mi familia ve mis proyectos poco importantes, yo no entiendo como es que hay personas que comienzan algo y tienen el apoyo moral de su familia.

A veces quisiera poder contarles como va, que me costó crear la imagen pero lo logré, que tengo un par de pedidos para hacer diseños y que me pagarán por ello, pero cada que intento parece que no digo nada, no es que no hable, es que estoy sola en esto. Si trato de contarles que logré que publicaran mis artículos en un sitio, es como si no fuera nada, el otro día les comenté eso y respondieron ''pues eso cualquiera lo puede hacer, ¿no?, fulanita de tal se ha tomado fotos con tal famoso y ella no estudió, dicen que le va muy bien... '' y otra dijeron ''Mira, ella ya tiene a su niño, le va bien, su marido trabaja al otro lado y hasta carro le compró, es de tu edad, ¿no?... y mira, quedó bien delgadita después de parir'', al principio no era nada, solo comentarios, pero a veces duele, porque la verdad es que no tengo a quien decirle lo feliz que esto me hace, conozco a un tipo que comenzó un proyecto así, igual que yo y luego de un tiempo lo logró, pero siempre estaba su familia ahí, le apoyaban, compartiendo contenido o acompañándolo en momentos importantes, me da envidia ver cosas así, no por los logros, sino por que a mi me gustaría tener quien estuviera ahí.

La única vez que me acompañaron fue porque rogué durante semanas que fueran a verme y el mero día estuvieron a punto de no ir, la mayor parte del tiempo siempre estoy yo y nadie más. Es un poco infantil pero creo que todos necesitamos esa clase de apoyo. Y llega a un punto que me siento como arrimada en mi propia casa, como si fuera una extraña que acaba de llegar, al grado que a veces prefiero sentarme a la mesa cuando no hay nadie o servirme en ''secreto'' y comer a solas. Sé que el día que tenga dinero las cosas van a cambiar, pero es natural, cuando estas en el inicio no hay nadie, eres invisible, pero en la cima de pronto todos quieren estar a tu lado. 

Como ya he dicho antes, no pienso darme por vencida, siempre he estado sola, por lo menos a eso ya estoy acostumbrada, y ahí van mis proyectos, sea cual sea el obstáculo voy a superarlo.

Les dejo el link de mi sitio, den clic aquí.


A mi me gustó mucho el diseño, ya que tenga algo de dinero compraré el dominio.

¿Qué tal se ve?

Voy a editar otro video, probaré suerte con el partner.

Si leíste todo, te agradezco de todo corazón.

Au Revoir!




domingo, 25 de septiembre de 2016

De cuando era puberta

Me acuerdo que en la adolescencia tuve unos gustos medio campechanos y bastante variados. Cuando tenía 12 fue que todo comenzó a joderse, las cosas iban cambiando y yo seguía con apariencia digna del parvulario, empezaba a tener gustos interesantes aunque nada vergonzoso porque mi canción favorita era Cosas Imposibles de Gustavo Cerati. Hasta ahí iba bien, en general era pop y rock en español. Cuando entré a la secu definitivamente valió, porque me empecé a juntar con niñas mas pendejas que su servidora en aquél entonces: niñas pobres que quieren ser fresas. Recuerden que allá por el 2003- 2004 las telenovelas juveniles y Paris Hilton eran la sensación, y sí, todas queríamos ser como Paris, solo que sin el dinero ni la cabellera rubia ni el cuerpo.
Las típicas chamacas que hacen todo lo que las amiguitas hacen, el rollo es que antecito de entrar a la prepa se me pasó un poco eso de los gustos medio fresas, me aplaqué.
Y señoras y señores: mi transformación, pasé de ser un intento de niña fresa a que mi ropa en casi totalidad fuera color negro y adopté el delineador como estandarte, sin olvidar los converse rotos y apestosos.

Ese color era el del diario, ni pensar en variarle a la ropa, todo debía combinar perfectamente con la esencia de oscuridad y desenfado. Tenía posters que pegué en la puerta de mi cuarto como si fueran una especie de mural, hasta que se deterioraron, luego redecoré y se tuvieron que ir, para darle paso a mi cuadro de Enrique Bunbury.

No usaba faldas a menos que fuera con medias negras o largas. Los shorts eran un caso aparte: los aprovechaba para emular el atuendo de Angus Young, con todo y corbata, tengo un saco de vestir al que le puse un parche de AC/DC y no mentiré, ¡se ve genial!

No me permitía el uso de glitter o ropa con alguna especie de brillo, es que iba contra mi actitud de chica mala. Lo que recuerdo con gran cariño es cuando usaba camisa manga larga color negro y sobre esta una camisa rosa fucsia o rojo pasión. Es que así iba todo, esa era yo.

Aún conservo la sudadera con un hoyo al final de la manga a manera de espacio para mis pulgares, la usaba TODOS los días, cuando de plano ya estaba muy apestosa, simplemente la cambiaba por otra del mismo color, la de repuesto y ya está.
Ni pensar o imaginar en usar una chaqueta de mezclilla clara, que ese color iba en contra todos mis mandamientos. Y los moñitos coloridos, y el cabello enmarañado.
¿Las uñas? Negro y rojo, siempre.
De hecho, en la escuela hablaba, pero ya en la calle era seria, no hablaba ni con parientes ni vecinos, bastante hermética.

Incluso unos vecinos idiotas que ahora creo venden droga o están llenos de hijos (que no se note el rencor) me llamaban lesbiana, pero en un mal plan o me gritaban emo, o sea, no era emo, era rocker, ¡ignorantes!

Estoy segura que si la yo de 17 me viera, se infarta la chiquilla, se infarta al ver que me he permitido la ropa de color o el uso ocasional de tacones, los vestidos coquetones y un sinfín de cosas que en ese entonces jamás pensé usar.

Por supuesto que eso de bailar banda y todo lo que no sea del ''lado oscuro'' estaba prohibido, ahora soy de las primeras que no sale de la pista (a veces).

Coleccionaba CD's, que por supuesto aún conservo, ¿qué clase de persona creen que soy? Que Gerard Way, Angus Young, Freddy Mercury y otros más se molestarían y mucho.

Sin embargo, las cosas han tomado un rumbo interesante, no soy una hipster aunque por mis gustos me han tachado de serlo, pero soy más que una etiqueta, la adolescente que solo usaba ropa negra siendo (o intentando) ser adulta y lo más importante: tengo una cámara.

Una banda que amaba en aquellos tiempos era:



Hace rato salio en mis viejas listas de reproducción y me dio nostalgia, tanta que escribí este post.

Au Revoir!!

P.d.: Todo bien con derechos de autor, solo que volví a leer la obra y le agregué nuevas cosas, así que estamos en proceso. C: