domingo, 7 de mayo de 2017

¿Moriré a los 27?

Como he comentado anteriormente, he tenido unos días extraños, no me quejo, es agradable una vida alocada: tengo juventud, trabajo, cero responsabilidades, ¿qué otra cosa podría hacer?
Por supuesto, pasear a donde sea, intentar llenar los vacíos con cenas fuera, mucho alcohol y otras cosas que llegan cuando se tiene con que pagarlas. Todo eso que en mi adolescencia me parecía tan ajeno y me aterrorizaba, eso que nunca imaginé hacer en mis 17, eso es lo que experimento a los casi 26: vida de rockstar alocada con todo y cuando digo TODO es casi todo lo que hace divertida a esta vida.

Hace poco tuve una sobredosis, en realidad no fue para tanto, pero fue extrañamente aterrador hasta que el chorro de vómito escapó de mi boca y fue directo al cubo de basura, hasta ese momento y durante milésimas de segundos deseé estar en la comodidad de mi hogar, acostada viendo algo en Netflix en lugar de estar en ese lugar en el mundo, ese sitio en el que la vida es inhalante diversión. 

Con los sentidos a tope, el corazón literalmente a punto de explotar y mi conciencia a punto de irse, imploré a cualquier ser místico que ese no fuera el final, ¿por qué demonios tendría que acabar mi vida ahí?, vamos, ¡que solo soy una principiante en esto de mezclar sustancias!, ¡maldita sea, no puedo morir, no aquí, no en este momento! Entonces el vómito escapó y tal parece ayudó a mejorar todo. Estoy aquí, es lo que cuenta.

Por eso me pregunto, de seguir este estúpido ritmo de vida, ¿moriré joven?, apenas voy para los 26, ¿acaso estoy matándome lentamente?, ¿moriré a los 27?, la edad es un tanto glamurosa, pero la idea de que ese sea el fin... pues, te diré...

Lo complicado es dejar el ritmo de vida, es alocado y tan perfecto, pero a la vez sé que debo dejarlo, debo alejarme porque no estoy para eso, porque... maldita sea, tan solo un fin de semana más... Bueno, creo que Netflix está para eso, para que en lugar de sobredosis de sustancias, en mi vida haya sobredosis de producciones fílmicas.



Y así las cosas. La buena noticia es que no he probado nada más que algunas cervezas desde que pasó eso, es un buen presagio.

Au Revoir!!

domingo, 30 de abril de 2017

Muchos años con el blog

He hecho un montón de cosas como... embriagarme y... embriagarme. Mi vida va en calma y la buena noticia es que sale para las cheves.
Soñé hace poco con Axl Rose de joven, así con el atuendo blanco que usa en Paradise City, chiquito...
El punto es que estuve viendo las visitas al blog, los comentarios, los post durante años y llegué a la conclusión de que ahora sí es momento de abandonar el barco. Nunca he durado tanto con algo. Recuerdo que a veces incluso amistades que parecieron tan fuertes en un tiempo se esfumaron de repente, sin aviso; trabajos esporádicos, historias inconclusas y relaciones amorosas que agonizan en el olvido, así ha sido siempre, por ello tener este espacio, este changarrito ha sido una de las experiencias más satisfactorias y que me ha evitado el perder la cabeza con la vida tan extraña que me cargo.

Soy una persona solitaria, al final del día, aún cuando me reúno con grandes amistades, al final de día mi vida es solitaria, disfruto de los momentos en mi propia compañía viendo una buena serie y una taza de café, que a veces podría ser cerveza. Pero siempre sola, no es que en verdad tenga a alguien esperándome para que le cuente mis locos días, la verdad es que a nadie le interesa eso, por ello me conecté tanto con este blog, ha sido un escape a mi realidad, burlarme, llorar y enojarme de todo lo que me pasa. Claro, debería ''buscarme'' una pareja, lo sé, es hora de salir y conocer gente, pero honestamente me da flojera empezar de cero, me da flojera pensar en que todo acabe en lo mismo y yo siga sola pero con alguien al lado, eso es lo que quiero evitar, que como siempre termine con alguien que me hace sentir más sola. Y precisamente, me cuesta deshacerme, me cuesta abandonar el blog, aunque sé que solo son palabras, pero es mi refugio, es mi guarida donde soy libre de ser solo alguien que no espera otra cosa que escribir para un extraño.

En septiembre se cumplirán 8 años de haber creado el espacio, ¡8 pinches años chingadamadre!, eso no es algo que suceda a menudo, por ello sé que debería abandonar el barco, debería, pero al carajo, esperaré a que realmente lleguen esos 8 años, a cumplir 8 años contando mi simple estilo de vida y esperando que tú donde sea que estés lo puedas leer. Gracias por al menos abrir el link, eso es algo importante para mi.


Au Revoir!!