Ir al contenido principal

Mis tías de visita...

Hace unos días vinieron unas tías de visita, yo acababa de llegar del trabajo. No las había visto desde hacía tres meses, uno de esos días que no me tocó salir de casa, lo primero que dijeron esa vez fue: Ay, Josesita, ¡estás gorda!, mija, bájale a la comida, ¡hay unas pastillas muy buenas!, ¡Mary, tienes que hacerle el té de quiensabequéhierba para quitar el hambre!, ¡y también el saca manteca!, ¡ese es buenísimo! La hija de mi vecina Gloria lo tomó, y vieras que bonito cuerpo está agarrando...''

Sí, las tías son como la cerecita en el pastel en los momentos más oscuros de la vida, y mis tías no son la excepción. Ese día me la aplicaron TODO el rato, al grado que ni hambre tuve.

Pero esta última vez fue distinto, me sorprendieron con un: ¡Mary, qué bonito cuerpo está agarrando la niña!, ay, mi Josesita, ¡te estás poniendo bien bonita, mija, ay no, que bonita te ves!, ¿si le diste el té que te dije, Mary?, ¡así sí vas a conseguir un novio pronto!, ¡así luego nos vas a llegar con la sorpresa de que ya te nos casas!

No dejaron de abrazarme y repetir lo ''bonita'' que me estaba poniendo.

Claro, la cosa acabó cuando tuve que irme por cuestiones laborales y salieron con un: ¡Ay, pero cuando se case va a tener problemas con su marido si va a seguir trabajando!, ¿qué va a decir el muchacho cuando se tenga que ir así de rápido por el trabajo? No, yo creo que si se nos va a quedar soltera.

Tuve suerte de poder salir huyendo, me fui enmedio de una discusión entre mi madre y su hermana: una repitiendo que mi inexistente marido no iba a estar a gusto con mi estilo de vida y la otra diciendo ''pues si se consigue a cualquier pendejo, claro que no va a estar a gusto, además, ya pasó de moda eso de que la mujer no trabaje...'', ¡por eso amo a mi madre!

Y para amenizar, aunque no tiene mucho que ver con el tema, pero me da lo mismo, ¡me encanta Emmanuel!


Au Revoir!!

Comentarios

  1. Algunas tías lucen sus huesos atormentados y ya no se dan el gusto de comer o su médico les recomienda que dejen algunos manjares. Pero no te preocupes: a la mayoría de los hombres nos gustan mas bien gruesecitas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario