domingo, 4 de diciembre de 2016

Tranquilidad, ¡al fin!

Dicen que el dinero no trae la felicidad, y yo lo creo, pero hay algo que por supuesto te dá el dinero: tranquilidad. Es que con el par de pesos que tengo en la cartera me siento en calma, como que no hay presiones por conseguir más o no tener para pagar el camión de la mañana, o el desayuno. 

No significa que tenga una millonada, pero algo es algo, y más si lo has ganado haciendo lo que sabes y lo que te gusta. 

Por si no lo han comprendido, sí, ya tengo un empleo. No había querido decir nada hasta que pasara la primer semana, pero ahora puedo decir que tengo un empleo y pretendo estar ahí un buen tiempo. Estoy tranquila por primera vez en mucho tiempo, eso es ganancia.

Lo bueno de haber estado tanto tiempo desempleada es que me dio la oportunidad de meditar en qué podré gastar mis ingresos, de por sí soy una tacaña (no me da pena, debo admitirlo) y armé un plan para ahorrar y no cometer los errores de antes, el no ahorrar lo suficiente (aunque siempre he procurado guardar una parte de dinero por si acaso).

Como era de esperarse, los engranes comienzan a girar y el mecanismo de mi vida ha dejado de estar estancado.

Hay bastantes cosas por hacer, pero ya van avanzando y eso es un gran alivio.

Por ahora...

Mi lado friki sale a flote entre horas laborales, la semana se me fue como agua por el entusiasmo de ver el nuevo episodio de Naruto Shippuden y de Dragon Ball Super, ¿acaso algún día pensaré de manera sensata?, jajajaja. Me inspiró el pensar que el jueves llegaría el capítulo de Naruto y que el sábado el de Dragon Ball Super, además de que el martes llegará la nueva temporada de Club de Cuervos, ¡me encanta esa serie!, ¡ya quiero verla!

Tuve lo que se considera un ''orgasmo otaku'' al ver el capítulo 484 de Shippuden, tanto que el viernes estuve rebozando de alegría todo el día y no me importó tener toneladas de pendientes por hacer, es qu efue un capítulo ¡perfecto!



Bueno, algún desperfecto tenía que tener mi ''madurez'' de adulta joven :p

Y así las cosas...

Au Revoir!!