viernes, 9 de septiembre de 2016

Ansiedad, ¿cuándo será el final?

En tantas ocasiones he mencionado que mi terapia para calmar los ataque de ansiedad y depresión ha sido escribir o caminar. Ahora acabo de pasar un ataque de ansiedad, pero no como los anteriores sino uno más intenso. A muchos no les importará pero escribir me ayuda a tranquilizarme y espero que alguien en la misma situación se sienta comprendido si llegase a leer estas líneas.
El día estuvo tranquilo, no hice mucho, estuve en casa redactando un poco y terminando pendientes. Pero desde temprano la sensación de inseguridad que me es tan familiar inundó mi calma: presión en el pecho, manos heladas y mareo, falta de aire, incomodidad. Despues tuve un pequeño episodio de paranoia pero lo calmé con un té caliente; por desgracia eso no fue suficiente y se prolongó la agónica situación para hace un momento tener un gran ataque desesperado: una combinación de miedo, paranoia, tristeza, enojo, ansiedad... Estuve un rato tomando el aire y escuchando música pero mis manos seguían temblando como si tuviera hipotermia, luego la picazón en la piel y la falta de control sobre mi mandíbula temblorosa. Lo único que pude hacer fue fumar un pall mall de uva que estaba guardando para... supongo que para un momento como este. Apenas si pude encenderlo.

Cada vez estoy peor, cada vez se me dificulta más controlarme. Quizás debo salir más, quizás necesito viajar, quizás deba ir a terapia, quizás deba... no sé qué podría ayudar. 

Más que definir lo que pasa, estoy cansada, no sé, no quiero depender de pastillas o de estar caminando todo el tiempo, quiero mi vida de vuelta, quiero mi concentración, mi interés por lo que me gusta. 

Estoy cansada, ahora veré algo en Netflix y me recostaré, a veces dormir ayuda a calmar la mente y cuando despierte puede que todo sea mejor. Me encuentro un poco alterada todavía, es momento de descansar un momento, solo eso...

3 comentarios:

  1. En mi último ataque de ansiedad quise meterme una bala entre ceja oreja y media madre, afortunadamente no existen -ni de juguete- las armas en mi casa.


    Lleva tiempo salir de un proceso como el tuyo, espero pase pronto. Nunca te había leído asi.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te juro que he estado tentada, pero no quiero hacer eso, quiero que las cosas cambien. No sé como pero voy a darle batalla al proceso. gracias por leerme, te mando un abrazote :)

      Eliminar
  2. Diría que se como se siente pero no se como se siente, espero te sientas mejor pronto y que todo pase porque es muy feo no estar bien del todo y no poder disfrutar lo que antes se disfrutaba...

    Saludos!!

    ResponderEliminar