sábado, 27 de agosto de 2016

Lo que pasa en las calafias de Tijuana

No sé ustedes, pero me pongo de muy mal humor si se me pasa a hora de comer, como que el hambre me transforma en un monstruo, pólvora que está tan cerca del fuego que con una leve brisa explotará. A eso hay que agregarle el clima, por fortuna el calor no era tan intenso. 

Esa tarde tenía una entrevista, pero ya eran más de las 4 pm, yo tomo la comida a las 3 pm. Libre al fin, caminé al Oxxo más cercano y mitigué la sed con una de esas aguas de naranja de bonafont de a litro. Subí al camión altiza y tomé asiento junto a la ventana, dispuesta a relajarme con mi jugo/agua de naranja y los audífonos puestos con buena música. 

El aire logró que me calmara al ritmo de la voz de Rivers Cuomo we´ll never feel bad anymore. Todo era perfecto: aire fresco, delicioso jugo de naranja, buena música. Y tristemente cuando Beto Cuevas aseguraba que La vida se nubló en su totalidad... Un ''rapero'' irrumpió en el vehículo ', un simple tipo de los que suben a pedir dinero a los camiones, esos que en su discurso aseguran no tener estudios y la fregada, pero que no tienen alternativa, yo conozco una alternativa para no molestar a los pasajeros que solo quieren tranquilidad camino a casa: trabaja en una maquila, pendejo.

Sobra decir que el barbaján de unos 20 años tenía colgada una bocina desde la que reprodujo la melodía de Whithout me de Eminem, la mayoría de los ''raperos'' de camión que he visto traen esa rolita, si yo fuera ellos, elegiría algo como The Netx Episode de Dr. Dre ft. Snoop Doog & others.

Sin más rodeos, el morro se puso a rapear (pésimo, por cierto) sobre cualquier cosa que veía, tipo ''la señora guapa con las gafas no se baja porque no llega a su casa'', no mamar, yo puedo rapear mejor. Yo cada vez tenía más hambre y el tipo con su escandalero no me dejaba escuchar bien la canción de Lago en el cielo, estaba a un paso de explotar, ¡nadie me arruina el momento cuando escucho a Cerati!

Y casual, se le ocurrió rapear sobre mí, dijo algo como que yo veía más interesante la ventana y que debería escuchar el rap, yo, con gran elegancia y profunda elocuencia le respondí: ''No me estés chingando, cabrón'', esas palabras salieron de lo más profundo de mi ser. El señor que iba a un lado me miró con rencor, otros de alrededor también me vieron como ofendidos pero estaba tan molesta que me valió cien kilos de madre.

Resulta que los ofendidos por mi falta de propiedad, le dieron dinero al cretino, como si me estuvieran demostrando que ellos eran buenos ciudadanos y yo era de lo peor. 

Obvio, fuck them, me dio lo mismo. Pero las cosas tomarían un inesperado giro cuando un par de semáforos adelante de donde se bajó el raperito, una señora con un bebé en brazos abordó el camión. Ya no había asientos, estaban unas cinco persona de pie para ese entonces, y yo me encontraba justo a la mitad del camión. Aquellos ''caballeros'' que me dedicaron miradas hostiles por mi reacción hacia al merluzo, se hicieron los dormidos con tal de no ceder el asiento a la fémina, una señora de aproximadamente 40 y algo de años, me había visto con desagrado y murmurado algo a la chica que iba a su lado, esa misma mujer dirigió la vista hacia otro lado encima de que la madre estaba sujetándose con mucho esfuerzo frente a ella de uno de los tubos.

Esa gente se hizo la desentendida con tal de no pararse y ofrecerle el asiento a una pobre mujer que cargaba a un nene de menos de poco menos de un año, imaginen cargar a un bebé de buen peso en un camión que va a una velocidad digna de Speed, es que ni Keanu Reeves podría sostenerlo sin tambalearse.


Adivinen quién terminó cediendo su lugar: yo. Todavía, no fueron capaces de ayudarla a sostenerse mientras iba hacia el asiento (ella estaba justo en la parte de enfrente), como pude la ayudé a sentarse ante la mirada de esa gente doble moral.

¿Entonces está mal reaccionar de modo negativo con los que piden dinero en los camiones pero está perfecto hacerse el dormido para no cederle el asiento a una mujer que carga un bebé?

Pinche gente mierda, fuck them, bitches!!

Au Revoir!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario