Ir al contenido principal

Ya estoy aprendiendo

Una de las cosas que le dan sabor a la vida es el maldito suplicio de lo hermoso que es el amor. En lo particular, soy de esas mujeres que más allá de lo físico, me gusta entregarme, me gusta demostrar el amor con detalles, con momentos, con palabras y miradas, soy bien pinche cursi.

El problema surge cuando el incauto en turno no me demuestra nada, porque me tachan de fria o cruel al no animarme a soltar toda la dulzura en primer instante. Yo prefiero asegurarme de sentir algo, luego me enamoro hasta la médula (disimulando lo que siento) y espero, espero a que sea algo real, que sea algo tangible y seguro que no va a terminar cuando él voltee hacia el costado. El gran temor es repetir el gran error del año pasado y el antepasado: entregarle tanto a esos que menospreciaron mi sentir y tan fácilmente se interesaron por aquello de al lado.

Desde luego, no había empleado mi ''sistema anti corazón roto'' de una manera óptima, y es que le tengo fobia a eso de volver a estar cacheteando las banquetas con las de cocodrilo brotando sin parar, ash... ya no estoy para eso.

Con decirles, me invitó a salir un vatillo, alguien me pareció interesante y que merecía la oportunidad, hoy saldría con él. La verdad es que hay alguien que me gusta pero prefiero dejarlo así, quiero darme la oportunidad con otros porque a veces el hecho de que alguien nos guste es tan efímero y olvidable que si nos enfrascamos en esa sola persona (me ha pasado) perdemos oportunidades valiosas que nos merecemos. El punto es que el tipo me invitó a salir en jueves (aquí son 2 horas menos, todavía es jueves) y yo acepté, fue algo semi planeado (es que no había habido oportunidad, según). Resulta que lo vería y comeríamos algo pero ya en la noche, yo acepté porque en mi lapsus brutus pensé que era su único día de descanso. Y en el transcurso de la tarde, estuve whatsappeando con amigos, con mi crush y gente del periódico, el rollo es que de repente entre medias conversaciones con el susodicho, me dice que descansa los fines de semana.
¿Y qué tiene de interesante que descanse los fines de semana como cualquier persona?, Le dije, oye ¿y si mejor salimos el sábado o el domingo y más temprano?, sería más cómodo y podríamos ir a lugares mejores. Pues el desgraciado me dice que no, que porque una tía estaba enferma y que iba a cuidarla en la tarde, y ahí va la pinche Jous de idiota, le dije ¿y si mejor vamos a desayunar algo? así tienes la tarde para que cuides a tu tía. Obvio, el tipo me dijo que no e inventó un pretexto tras otro. ¿No les parece sospechoso aún?
Los días entre semana tienen un ''tiempo muerto'', por lo regular los hombre salen al cine o a comer con sus novias y/o esposas LOS FINES DE SEMANA, a la otra la tienen para el tiempo muerto, para esas horas sobrantes del martes, miércoles o jueves después de trabajar, cuando su entrepierna les pide entrar y salir de un cuerpo femenino.

No es que lo esté inventando, porque lo he visto con amigas, con mujeres de mi familia, yo misma lo he sufrido: tipos que llegan muy galanes y nos invitan al cine menos visitado de la ciudad, o a lugares en horas poco concurridas que a las dos semanas descubrimos que siempre tuvieron novia o esposa. 

Y no planeo caer en el mismo error, en ilusionarme y brindarle mi cariño a un idiota que solo me quiere como pañuelo desechable. Busco sinceridad primeramente, lo demás viene solo. No quiero ser la chica de entre semana ni la de fin de semana, quiero ser la única.

Y creo que sí, tiene novia el tipejo. Estoy contenta porque no le seguí la corriente, porque no me pasó lo de siempre: intentar por todos los medios adaptarme a un plan con un tipo que me ve como pañuelo desechable. A mi edad ya es una idiotez dejar que me vean la cara.

Se que por ahí anda mi Mr. Darcy, solo debo continuar con mi vida normal y alejarme de los tipos como el que les acabo de contar.


Por cierto, el ''Prófugo'', es mi crush, un tipo que... solo alguien que sabe que existo pero vive encerrado en un mundo de tinta china y arte, ¿qué pasa por su cabeza?, ni idea. Pero en fin...

Au Revoir!!

Comentarios