Ir al contenido principal

Ni idea

 Y de pronto el curso de la historia me arrastra hasta un instante oscuro, frío y sin expectativas. No puedo sentir porque si decido dejarme llevar ocurrirá lo mismo y realmente no deseo lo mismo.
Estoy cansada de mí, de mi inseguridad disfrazada de eterna sonrisa, quisiera dejar de temer, quisiera que éste orgullo maldito se alejara y así poder continuar mi camino sin temor a sentir. Pero es de nuevo ella, esa persona que desde el espejo me limita a soñar sin realizar, esa mujer frágil que se desmorona con una suave brisa, esa mujer que sufre de soledad pero que es incapaz de aceptar que no es feliz por miedo a romperse.

Ese valor que a veces siento, ese deseo de vivir, esa adrenalina cuando logro salir del frasco. Eso me inspira a que tal vez no es tan malo volver a percibirlo, hay una posibilidad de que va a terminar bien, esa esperanza que a veces puedo tocar me dice ¡me grita desesperadamente que puedo!

Por ello me pregunto, ¿estoy cambiando, voy a cambiar?, por favor, no quiero volver a la oscuridad, no deseo regresar a esos momentos.  
                  





"Últimamente los días y las noches se parecen demasiado, si algo aprendí en esta ciudad es que: no hay garantías, nadie te regala nada. Todo podía terminar terriblemente mal...pero este caso había que resolverlo"       


Au Revoir!

Comentarios