Ir al contenido principal

Síndrome del escritor

Retomar las historias inconclusas es más difícil cada día. Tengo cientos de ideas pendientes de un final, historias de amor, de fantasía y extraterrestres. Historias que sueño con publicar pero por más que intente no puedo terminar, sea cual sea el final que imagino le encuentro algo mal y termino estancada. Hace casi un año que tengo este problema y creí que no era relevante, pero he descubierto que lo es, porque si no soy capaz de concluir esas historias ¿cómo escribir algo nuevo?

Puede que sea eso a lo que se refieren cuando dicen que los escritores están locos. Yo no me considero escritora, aspiro a serlo y se que será en el momento justo en el que publique algo que me convertiré en una. Pero aún sino me considero escritora, tengo los padecimientos de una. Siento como propias aquellas emociones de los personajes que he creado. Sería perfecto publicar en este espacio alguno de mis fragmentos, lástima que la paranoia y la crítica destructiva no me lo permiten. No soportaría ni el plagio ni burlas a mis adoradas historias. Sí, que infantil.

Image Hosted by ImageShack.us

Sin embargo, mis crisis existenciales continúan a la par de mi síndrome del escritor, a veces siento que todo lo que digo se mal interpreta, siento que quiero tranquilidad pero a la vez quiero estar fuera. Ya he superado la adolescencia y aún así experimento todo esto. Es como vivir a la expectativa de que algo malo o embarazoso pasará y terminará con mi momento de confort. Lo que actualmente me hace feliz es haber descubierto que debo utilizar cinturón para que los pantalones no se caigan, adelgazar me sube el ánimo.
Tengo miedo de que algo ocurra, tengo miedo de... ni yo misma lo sé. A lo mejor solo me estoy volviendo amargada.

Image Hosted by ImageShack.us

Me siento vacía, esa podría ser la respuesta: llenar el vacío y, no, con comida no, que me ha costado bastante llegar a donde estoy. 

En otros temas, he tenido días ajetreados, me ha gustado eso y ayer me perdí. Literalmente me perdí, ¡que idiota!, y no fui al Zombie Walk...

Pero, les dejo unos videitos que una de mis amigas más cercanas y queridas realizó:
(Por cierto, yo saldré en uno de los siguientes y, además ella es la que me salvó cuando me perdí)



No sean gachos y denle manita arriba a mi amiga Claudia, esto es apenas el comienzo y los que siguen serán cada vez mejores.

Au Revoir ♥ 

Comentarios