viernes, 1 de febrero de 2013

Mi eterno martirio: Mi tripofobia

Bueno, lo que sucede es que aunque siempre me han gustado ver películas sangrientas, no puedo ver una imagen en la que saquen como se dice... no se, como panales de abejas  muchos orificios juntos, me da asco, me comienza un escalofrío y una picazón que dura horas y días, hasta que me olvide de haber visto la imagen tan desagradable. Es raro, no me da asco comer después  de haber viso caca de perro, no, simplemente odio esto, es una especie de trauma, me hace sentir mal y cada día me es más difícil superar ver una imagen de ese tipo, hasta ver piel muy reseca me causa escalofríos y lo peor es que últimamente hasta me salen ronchas en la espalda y  los brazos. 



Por eso estoy comenzando a odiar a Facebook, van dos veces que entre las actualizaciones me topo con imágenes asquerosas, en serio, si ustedes que están leyendo esto han publicado cosas de ese tipo, ¡dejen de hacer eso bola de cabrones!, no mamen, ¡se siente horrible ver esas cosas y no poder borrarlas de tu mente!

Ahora estoy obligada a ver u episodio de Glee o buscar imágenes de futbolistas encuerados para poder borrar esas imágenes de mi mente, ¡mierda!

¡Su mugre madre no soporto esto!

Y si no saben que es esta tripofobia busquen en Wikipedia, hubiera podido poner imágenes pero es mucho, no podría soportarlo, tendría que hacerlo con los ojos cerrados y luego borrarla para no estar obligada a verla de nuevo.

Bueno, ese es otro de mis traumas existenciales, cuídense y Au revoir!


No hay comentarios:

Publicar un comentario