jueves, 12 de julio de 2012

La triste

Hay veces en que pienso que lo he superado, que ya no forma parte de mi vida, y es que no es posible que algo que evidentemente nunca fue verdaderamente parte de, valga la redundancia, de tu vida siga presente y no pueda desaparecer de tu mente, de tu corazón. Me pregunto cual es mi problema, ¿porqué carezco de la capacidad de borrar aquellos elementos innecesarios e invisibles de lo cotidiano?

Pese a haber esta junto a alguien mas, siempre vuelve el recuerdo, el pensar ''que pasaría si fuera...'', '' y si nunca estuviera...'', ''quizás si estuviera con...''; una y otra vez sin importar la compañía. Nace la esperanza y vuelve la agonía. Dicen que es mas difícil dejar ir aquello que nunca te perteneció pero siempre anhelaste que aquello que tuviste la dicha de tener.

Es posible que este perdiendo mi tiempo con niñerías, admito que lo son, el orgullo no me deja llamarlo de otra forma. Pero me parece triste que en este momento sepa que no sera posible, que he perdido toda alternativa, es lejano como si buscara ir caminando al final del Universo; y por ello, eventualmente dejas ir las sinceras oportunidades. Sin embargo, aunque lo sé de distintas maneras, no dejo de pensar en ello en cada fecha especial, cada cumpleaños, cada vez que escucho  nombres y apellidos. 

Y vuelvo a caer en la realidad, por más que lo intente el tiempo pasa, por más que lo intente debo conformarme con otras opciones y continuar, porque espero sea cierto eso de ''no hay mal que dure cien años...'', no creo vivir mas de 60...



Au Revoir!!


5 comentarios:

  1. Creo que no eres la única con ese problema, el de los pensamientos y recuerdos, a mi me pasa lo mismo

    :/

    Pero si, cuesta trabajo dejar ir las cosas y no extrañarlas pero si se puede

    :D

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, se ve bien el nuevo look del blog

    :D

    ResponderEliminar
  3. Te acompaño, seremos dos tristes, quizás así sea más leve serlo. :(

    ResponderEliminar
  4. El verano siempre trae esas cosas...

    ResponderEliminar
  5. Nada que unas chelas no hagan olvidar...ya me las debes....

    ResponderEliminar